Los partidos negocian una reforma del reglamento del Congreso