Montilla, perseguido y abucheado por manifestantes