Montilla sale protegido de la manifestación entre silbidos y abucheos