Moratinos prevé reunirse con el régimen y la Iglesia, no con la disidencia