Las ONG responden a Ignacio González que dice que el problema de los niños es la obesidad