La OTAN tendrá un enviado en Bengasi para reforzar contactos con los rebeldes