Obama, Cameron y Sarkozy dicen que la operación continuará hasta que Gadafi se vaya