Obama y Lula son los mejores líderes para los latinoamericanos y Castro el peor