Obama advirtió que continuará la presión internacional contra el programa nuclear de Irán