Obama insiste en que la única solución al conflicto es la coexistencia de un Estado israelí y otro palestino