Olabarría cree que la integración de Treviño en Álava evitaría casos como el de la niña muerta