La Operación Atalanta insiste en que el Vega 5 está en manos de piratas