Oriol Pujol utilizó, presuntamente, a Mas para sus negocios