Otegi tiende la mano a los independentistas que han dejado de votar al PNV