El PNV vencería en las forales en Vizcaya y Álava, y sería segunda fuerza en Guipúzcoa, por detrás de EH Bildu