El PP emplaza a PSOE y Podemos a aclarar si gobernarían juntos y dice que su adversario es la abstención