El PP vasco cree que el Plan de Paz es "un batiburrillo" y hará aportaciones para "mantener unos mínimos éticos"