El PP exige que no haya adjudicaciones para mantener la cordialidad en el traspaso