El PP da carpetazo al tema de Álvarez-Cascos y se centra en presentarse como alternativa