El PP espera a la disolución