PP y el paro de "adversario"