El PP reivindica sus medidas como un plan "prudente y realista"