Martínez-Maillo asegura que las negociaciones no están bloqueadas