Alonso no se fía de ETA