El PSOE no logra cerrar la brecha con los socialistas catalanes