La nueva ejecutiva levanta ampollas