El PSOE no acusa los efectos de la crisis y aguanta empatado con el PP