Los socialistas piden "juego limpio" para elegir al nuevo líder del partido