El PSOE denuncia que financiarse por su cuenta supuso a Galicia un sobrecoste entre 2010 y 2014, y Xunta lo niega