El PSOE, en contra de grandes pagos en efectivo