Un grupo de militantes socialistas recibe con gritos de 'No es no' a Susana Díaz