Rajoy descarta la gran coalición y trabaja para conseguir un gobierno en minoría