El acuerdo PP-C’s sitúa a Ana Pastor como firme candidata a presidir el Congreso