La cuarta ronda de consultas en la Zarzuela comienza con pesimismo