El difícil camino hacia la investidura