El Parlament apoya la reforma que permitirá aprobar la “desconexión” de España