El juez Pedraz permite la marcha a favor de los presos etarras en Bilbao y ordena que la vigilen