Pedro Sánchez vuelve con pocos diputados afines