Sánchez recupera la secretaría general con más votos que en 2014