Pedro Sánchez promete una reforma de la Constitución para acabar con los aforamientos