Sánchez pide juego limpio tras vincularlo a la gestión de Caja Madrid