Baño de masas de Pedro Sánchez tras la polémica en Madrid con Tomás Gómez