El Pentágono aumenta la protección de los soldados que mataron a Bin Laden