Pérdidas millonarias entre los hosteleros de Barcelona, uno de los colectivos más afectados tras esta semana de protestas