Pere Navarro defiende el estado federal