El Gobierno asegura hacer lo posible para poner a salvo a los periodistas españoles