Pesos pesados del PP empiezan a tomar posiciones en la carrera por la presidencia del partido