El presidente de Murcia, ante el juez