Presos de ETA, con Gernika