Marina Mercante ordenó alejar el Prestige por el serio peligro de hundimiento